Never Let Me Go


Never Let Me Go es uno de los doramas que me estoy viendo actualmente. Es una serie japonesa que realmente recomiendo, por lo que he visto hasta ahora. 
La trama que desde el principio no es, precisamente, a lo que llamaría simple se va enriqueciendo capítulo a capítulo. El amor, la amistad, los celos, la envidia, las traiciones, la benevolencia, la misericordia, el miedo, la manipulación, el engaño, la crueldad, la frialdad, la hipocresía... Todo esto y más aparece con cada vez más fuerza en el dorama. Incluso la más trivial de las declaraciones acaba clavándose en tu interior mientras lo ves.
Pero no es la increíble habilidad de los actores, ni la historia lo que más disfruto al ver este dorama, sino los constantes ataques y críticas a la sociedad actual que de forma sutil grita cada una de las escenas. Toda la trama en sí misma no es más que un grito al mundo y eso, es lo que más amo de esta producción. 

Este es uno de los OST del dorama. Tiene un aire melancólico y a la vez hermoso. Está cantado por Julia Shortreed (Si habéis visto Tokyo Ghoul es la misma que canta el OST de Alone).

 

Share this:

JOIN CONVERSATION

    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario